¿QUE ES EL KAPPING?

Actualizado: 16 jul

Las uñas quebradizas son un problema recurrente, por suerte actualmente existen técnicas que nos permiten lograr el resultado estético deseado de una forma rápida y simple. Es una excelente opción para uñas débiles, quebradizas o escamadas y resulta muy útil para personas que no pueden dejar de lado el hábito compulsivo de comerse las uñas: onicofagia.


El Kapping (o capping) es una técnica que fortalece superficialmente la uña, haciéndola más gruesa y resistente, consiste en aplicar una fina capa de acrílico o gel fortificador que actuará como una barrera protectora. Este proceso es superficial y con una finalidad estética. Ningún kapping podrá modificar la composición de las uñas, se trata de una capa dura y resistente que acompaña el crecimiento de la uña natural sin modificar sus características de forma permanente.

Para eso, existen distintas técnicas, mediante las cuales se agregan capas a la uña para hacerla mas gruesa y resistente. El resultado: uñas firmes, de aspecto natural y sin riesgo de quiebres.

A diferencia de las uñas esculpidas, el kapping no alarga la uña natural sino que acompaña el crecimiento de la misma y dura hasta 20 días.

Si tus uñas son débiles o quebradizas, o si notaste un cambio en el crecimiento o su dureza, lo primero que te recomedamos es consultar a un médico para descartar alguna enfermedad o déficit nutricional. Una vez descartada esta posibilidad podemos acudir a esta técnica para lograr el resultado estético deseado.


¿CUÁL ES LA DIFERENCIA ENTRE KAPPING Y ESMALTADO SEMIPERMANENTE?


El esmaltado semipermanente cubre la superficie de la uña con una laca especial. Se aplica como cualquier esmalte y se deja secar en la lámpara UV. Con el cuidado correspondiente, puede durar de 7 hasta 21 días.

El kapping no pinta tus uñas. La capa es transparente (algunos productos tienen un ligero color rosáceo o blanco) y su única función es engrosar la uña para que crezca sana y protegida. Una vez que aplicado el producto, podés usar un esmalte de uñas convencional del tono que quieras o hacer un esmaltado semipermanente.

Las uñas con kapping pueden pintarse cuantas veces quieras siempre y cuando utilices un quitaesmalte sin acetona. En cambio, el esmalte semipermanente debe removerse por completo cada vez que quieras cambiar el color



¿QUÉ TIPOS DE KAPPING SE APLICAN EN NIFTY?


Contamos con dos tipos diferentes: el kapping gel y el kapping soak off. El uso de uno u otro será recomendado por la profesional o en caso de que ya sepas cual te resulta mas conveniente podés pedirlo antes de comenzar el servicio.

El kapping gel otorga mayor dureza a la uña, se recomienda en uñas largas o mas quebradizas, ya que este último otorga mayor firmeza a la uña. En cuanto a la remoción, cuando es gel o polygel se utiliza torno para bajar un poco el grosor del material y luego se procede como un esmaltado semipermanente, con quitaesmaltes, algodón y aluminio o dedos de plástico.

El soak off es recomendado en uñas cortas o no tan quebradizas debido a que la uña queda mucho mas maleable y conserva mucha más flexibilidad, casi la misma que la de la uña natural, y así se adapta mejor a sus cambios de curvatura (que cambia con la temperatura y humedad). Por eso causa menos estrés a la uña, y permite que la decoración dure a veces incluso más. Además, no requiere limar la uña antes de su aplicación. Como el gel tradicional, resiste disolventes como el agua, el alcohol o un quitaesmalte tradicional, pero se disuelve con acetona así que para quitarlo no hace falta el uso de torno.





CUIDADOS ANTES Y DESPUÉS DE USAR KAPPING


Antes del servicio de kapping, es importante que tus uñas estén saludables.

Para mantener tus manos perfectas y prevenir que el kapping se dañe, te recomendamos usar guantes a la hora de lavar los platos o entrar en contacto con sustancias como cloro, tinta, detergentes, entre otros. Luego de lavarte las manos, aplica un aceite fortalecedor de cutículas para que la humedad no dañe el gel. Si querés cambiarte el esmalte de color, usar siempre quitaesmaltes sin acetona. Con los cuidados indicados el kapping puede durarte hasta 21 días. ¡Podés repetir el servicio cuantas veces quieras!


Mas info sobre kapping



Quiero agendar un turno




3436 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo